Después de 26 años en las instalaciones anteriores, la filial de Barcelona se ha trasladado durante este mes a una nueva y espaciosa oficina en Sant Joan Despí. El nuevo edificio, cuenta con una planta de 2.000 m2 para la fabricación de troqueles y con dos modernas oficinas de 600 m2 para equipo de pre-impresión, customers service,  personal de oficina, y equipo directivo.